La ciudad muerta

Taisa llegó en seguida a las puertas de la ciudad. El aire susurraba entre las ruinas. Tomó aire, y se adentró tras las murallas de Stratholme.

Aquel lugar que hacía años fuera una esplendida ciudad sin nada que envidiar a la grandiosa Ventormenta, ahora era un lugar aterrador, lleno de dolor y angustia, cuyo cielo parecía teñido de sangre al reflejo del fuego que la consumía lentamente.

Miles de no-muertos pululaban por la demacrada ciudad, y se lanzaban a atacarla con torpe fiereza, en numerosas oleadas. Ella peleaba por quitarselos de encima y avanzar, acabando con ellos sin piedad con su espada y sus hechizos sagrados. Al fin y al cabo, ya estaban muertos, y sus almas perdidas.

Finalmente, llegó al lugar donde se escondía el Barón Osahendio, y se encontró frente a frente con aquel oscuro jinete, que la observaba con una sonrisa malévola. De reojo pudo ver una jaula en la que se vislumbraba la figura de una mujer, y aún estaba viva. Había esperanza.

–  ¡Mira lo que tenemos aquí! Otra enviada del Alba Argenta… ¿Y qué te hace pensar que tú lograrás acabar conmigo, muchacha?

–  Si de esta forma logro averiguar qué ocurrió a mi hermana, mi espada será lo último que veas. – dijo Taisa, empuñando con fuerza su espada, mientras comenzaba a cargar contra él.

Imagen2

Osahendio se preparó para el ataque, y comenzaron a luchar espada contra espada. Al parar uno de los golpes de la paladina, se quedó unos segundos mirándola mientras empezaba a reírse, cosa que aprovechó Taisa para asestarle un fuerte golpe en el brazo.

–  Así que… la pequeña Rachel era tu hermana… eeeh… jejeje.

–  ¿¡Qué sabes de ella!? ¡Habla! – Gritó arremetiendo de nuevo contra él.

–  Aaah… Aquella jovencita… Jejeje… No te preocupes,  ya ha muerto.

–  ¡Mientes! – los ojos de la muchacha comenzaron a empañarse, pero sobre todo su reacción fue golpearle con aún más fuerza.

–  En parte sí. – se burlaba a duras penas, a punto de desplomarse. – Y en parte no… ella murió, pero era del agrado de mi Señor, y Él la tomó para formar parte en su lucha. Así que dudo que logres encontrarla…

Taisa ya no necesitaba escuchar más, y supo que aquel ser tampoco sabría mucho más, y con las lágrimas ya cayendo por sus mejillas, le asestó el golpe final con toda la rabia que contenía su corazón.

Imagen3

Con la mirada perdida, se acercó hasta la jaula, y rompió la cerradura con un golpe de la empuñadura de su espada, tras lo cual se desplomó de rodillas en el suelo, con la mirada perdida.

La mujer salió de la jaula, y sin decir nada más, se quedó a su lado, posando una de sus manos sobre el hombro de Taisa, mientras murmuraba oraciones de sanación, recuperando al menos los daños físicos de la paladina.

Taisa no sabía cuánto tiempo pasó hasta que  pudo ser consciente de lo que la rodeaba de nuevo. Había dejado de llorar, aunque aún se percibía claramente el surco de las lágrimas en sus mejillas.

Se giró hacia la mujer, que se encontraba sentada a su lado.

–  ¿Ysida?

–  Si, pequeña. – Dijo la mujer, con dulzura.  – Muchas gracias por rescatarme.

–  Mi… hermana…

–  Estuvo conmigo, ES una chica adorable, y muy fuerte. – dijo remarcando con fuerza la palabra “es”, para tratar de calmarla. – Es cierto, pero estoy segura de que forma parte del grupo que consiguió librarse del influjo de ese maligno ser, no te rindas, y no hagas caso a sus despreciables seguidores. – se levantó y le tendió la mano para ayudarla a levantarse – Y ahora, salgamos de aquí cuanto antes, que este sitio es horrible.

Taisa hizo el viaje de vuelta callada y pensativa. Al menos había descubierto qué le había ocurrido a Rachel, y porqué no había tenido noticias de ella… No tenía muy claro qué podría hacer ahora para averiguar dónde se encontraba, pero tenía muy claro que no pensaba rendirse, y que la encontraría costase lo que costase.

Anuncios

7 pensamientos en “La ciudad muerta

  1. Robarle el caballo era una posibilidad… Pero no hubo suerte XDD Gracias a todos, me alegro de que esté gustando. Yo estoy bastante a gusto con como está quedando todo, y después de bastante tiempo “parado” llevo una epoca bastante inspirada, y tengo muchas ideas dando vueltas por la cabeza continuamente, apuntes por todas partes, días en que me tengo que levantar de la cama para apuntar algo estupendo que se me ocurrió y que no se me olvide… etc 😛

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s