Nostalgia.

Durante el largo viaje de vuelta a Dalaran, tras visitar a su hermana, Indhara no paró de dar vueltas a algo en su cabeza.

Ya en la habitación en la posada de la ciudad donde se alojaba, dejó a un lado la espada y el escudo, y fue desprendiéndose del resto de su armadura, para quedar más cómoda, y fue a por el viejo baúl que guardaba bajo la cama de su habitación.

Lo sacó de allí, lo dejó sobre la cama con mucho cuidado, y con suavidad abrió la tapa. Allí guardaba su colección de dagas, que mantenía bien pulidas y cuidadas. Sacó una de sus dagas preferidas, y acarició con nostalgia la empuñadura, mientras pasaban por su mente algunos buenos recuerdos de cuando vivían en Midgard.

No podía dejar de pensar en la visita de aquella sacerdotisa hace unos días. Había coincidido con Farajade en varias ocasiones, y aunque le había apoyado con sus sanaciones en numerosas batallas, aquella sacerdotisa sentía predilección por los hechizos oscuros.

La proposición era muy tentadora. La sacerdotisa había hablado de la próxima invocación de un portal que llevaba a otro mundo, de que estaban preparando un buen grupo de gente competente para trasladarse allí a explorar, y se habían interesado en Indhara  por cierta información que habían obtenido sobre su pasado. El espíritu aventurero de Indhara y aquella añoranza de otro estilo de vida le empujaban con fuerza a aceptar aquella oferta.

Pasó toda la noche en vela dándole vueltas, mientras limpiaba y afilaba sus dagas meticulosamente, como de costumbre… Y al amanecer comenzó a escribirle la carta a su hermana Taisa, para contarle su ahora firme decisión de marcharse. Ella lo entendería, ya que el afán de explorar lugares recónditos venía de familia, y además tenía una extraña sensación de que debía hacer aquel viaje… Y quería volver a luchar como en los viejos tiempos.

Había un brillo especial en sus ojos mientras revisaba sus dagas de nuevo, guardándolas de nuevo en el baúl, junto al resto de su escaso equipaje, ya que tenía intención de volver a hacer uso de ellas.

En unos días partiría hacia Atreia, y volvería a ser… Una asesina.

Anuncios

2 pensamientos en “Nostalgia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s