Baby Led Weaning

Hoy voy a hablar de la alimentación complementaria, que consiste en empezar a darle al bebé otras cosas aparte de la leche. Y en concreto voy a hablar del método que he escogido seguir el Baby Led Weaning y mis motivos para ello.

¿Qué es la alimentación complementaria?

La alimentación complementaria (AC) consiste en darle al bebé cualquier cosa aparte de la leche. Cualquier cosa: Líquida o sólida, desde agua, zumos, infusiones, papilla o un filete.

Es importante recalcar que se llama alimentación complementaria porque complementa, es decir, el alimento principal sigue siendo la leche (materna o de fórmula) y le vamos dando otras cosas.

También hay que plantearse cual es el objetivo de darle otra comida, ya que puede enfocarse de distintas maneras, no excluyentes:

– Darle que pruebe cosas nuevas para disfrutar de sus descubrimientos.

– Darle otros alimentos para complementar su nutrición (Esto con la leche materna no es necesario en general, ya que tiene todos los nutrientes que el bebé necesita, si acaso lo primero que puede empezar a echar en falta es el hierro si tiene carencia, provocada por ejemplo por el corte prematuro del cordón umbilical).

– Que empiece a aprender a comer.

– Incluirle en la rutina de comida de la familia.

– Suplir la alimentación cuando la madre está trabajando en caso de que no acepte la leche, o para aprovechar ese momento para la introducción de la AC.

– Porque lo dice el pediatra (Hay mucha gente que sigue este motivo, aunque a mi personalmente es el que menos me convence).

¿Cuándo empezar con la AC?

Hay varios puntos a tener en cuenta con el momento de comienzo de la AC.

Uno de ellos, la recomendación de la OMS: Dar a los bebés lactancia materna exclusiva al menos hasta el sexto mes (incluido se supone), y después comenzar con la alimentación complementaria gradualmente, continuando con la LM hasta al menos los 2 años. (Fuente).

Por otra parte los pediatras empiezan en algún momento con las recomendaciones… Aquí hay mucha diversidad, (Para más detalles recomiendo leer el libro de Carlos Gonzalez, “Mi niño no me come”).

  • Los pediatras /centros de salud / hospitales de la vieja escuela continuan recomendando empezar a los 4 meses con cereales, luego papillas de frutas, luego papillas con verduras… U otros órdenes. En muchos casos dan una serie de pautas muy concretas en cuanto a momentos del día y cantidades. (En mi caso me han dado dietas específicas para cada mes de vida… que no voy a seguir tal cual como explicaré en el siguiente punto).
  • Los pediatras más actualizados, recomiendan seguir el consejo de la OMS y esperar al 6º mes de vida por lo menos para comenzar con la alimentación complementaria. Luego aqui hay los que aún así, luego te dicen lo mismo que los otros (primero cereales en la leche, luego pures, luego…), están los más flexibles que te dicen que purés de lo que te parezca, y están los que van más cerca del Baby Led weaning que recomiendan que le des de lo que comas dentro de unas pautas.

Y por último, pero lo más importante realmente, aunque los pediatras a veces por lo que he visto y oído no lo consideren (A mi no me han preguntado…), es tener en cuenta que cada niño lleva un ritmo, y que no todos necesitan o están preparados para iniciar con la alimentación complementaria a la misma edad, por lo cual es interesante considerar ciertas pautas:

  • Mínimo 4 meses de edad: Esto es por temas de desarrollo del sistema digestivo, raramente estarán preparados antes de esta edad se supone.
  • El bebé es capaz de mantener su cabeza erguida por sí mismo.
  • El niño debe ser capaz de mantenerse sentado con apoyo,  sobre las rodillas de sus padres, o en su trona o silla (Para facilitar la deglución debe estar erguido, y si hay que estar sujetándo tampoco va a ser fácil darle comida.
  • Ya no saca de la boca todo lo que le metemos (Reflejo de extrusión), diría esto es lo que hace que muchas madres pasen tantos problemas con las papillas cuando empiezan a darselas antes de tiempo…
  • Es capaz de tragar la comida por si mismo y realiza movimientos de masticado.
  • Aumento de peso: Ha doblado su peso de nacimiento.
  • Cada vez tiene más apetito: Parece que se queda con hambre. Esta la suelen comentar, aunque no sé hasta qué punto hay que empezar a darle comida en cuanto crees que se queda con hambre, ya que lo suyo es que dejes que aumente la producción de leche si le das lactancia materna, y luego ya le irás dando otras cosas.
  • La que yo considero la piedra angular: Tiene interés por tu comida!! Sin este punto, yo no empezaría a darle comida hasta un poco más adelante, porque es bastante posible que te dirá que tararí. Si le ofreces algo de comida y no echa las manos a cogerlo, mala señal! Yo empecé a darle a probar alguna cosa a mi peque a los 4 meses porque se ponía como loco cada vez que nos veía comer, y empezaba a abrir la boca, salivar y echar mano a los platos y a lo que pillara!! Interés tenía y mucho 🙂

(Fuente: Babycenter)

¿Qué es el baby led weaning?

Una de las definiciones que encontré que más me gusta podeis leerla en detalle aquí: http://www.unamaternidaddiferente.com/p/baby-led-weaning.html.

En resumen y según lo que yo considero basado en la información que he visto por internet y a partir de los libros de Carlos Gonzalez consiste en unos principios básicos:

– Lo prioritario: Nunca forzarle al bebé/niño a comer. Eso incluye no meterle ni biberones ni cucharadas en la boca que el no quiera, y yo al menos también me he propuesto no meterle yo la cuchara en la boca, sino que la coja él, y yo se la relleno, o le ayudo a dirigirla, ya que si aprende él a usar la cuchara, aunque sea poco a poco mejor, y así me aseguro que no le voy a forzar.

– No darle “papillas” preparadas a posta al bebé (Porque yo puré si le doy, cuando hacemos en casa para nosotros, porque nos gustan).

– No darle toda la comida triturada, porque así poco le enseñamos de aprender a comer comida “normal”, y es posiblemente el motivo de que nos volvamos tan remilgados algunos niños con los “trozitos”… a mi al menos incluso hoy en día me da mucho repelús los zumos con pulpa, los purés poco triturados o cosas así :S

– Adaptar la dieta de la familia ligeramente de forma que se preparen alimentos que el bebé pueda tomar según su edad, y apartarle su parte antes de añadirle, sal, azucar, condimentos, etc.

Y así poco a poco nuestro peque ya ha comido un montón de cosas:frutas,  arroz, pasta, pan, carne, patatas… y de momento no le hace ascos a nada! Aunque a veces hace caras raras 😛 Pero aún así él sigue comiendo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s