Lactancia y vuelta al trabajo (u otras labores) – Parte 3

Dejé esta publicación a medias a la espera de ver los resultados… y al final se me fue pasando pasando… Pero aquí está.

Después de casi un mes de vacaciones de verano… tenía que prepararme de nuevo para volver al trabajo!

El Plan

Decidí ya no extraerme más en el trabajo y omitir esa toma, y así podía volver 20 minutos antes a casa, y me valió la pena. La cosa era intentar conseguir leche suficiente para ese tramo en otros momentos, para ver si la quería, y sino habría que ir probando otras alternativas, ya que teniendo más de 7 meses ya comía otras cosas.

 

Banco de Leche

Lo primero evaluar la situación: Quedaban unas 7 bolsas, y como eran de las más recientes que ya conseguía extraer mucho, tenían unos 200ml hasta incluso 300ml algunas.

Así que antes de que se acabaran las vacaciones empecé de nuevo el proceso de acumular leche, y como la producción estaba ajustada a la demanda del peque, en el primer intento apenas cubría el culito del bote. Poco a poco en unos pocos días (menos de una semana), con constancia y manteniendo los mismos horarios de extracción, volví a conseguir unos 100 – 200 ml al día con 3 extracciones.

Pero cuando empezase el trabajo suponía que iba a ser más complicado sacar tiempo (y sacar leche en ese poco tiempo) asumiendo que trataría de extraer la leche en casa y no en el trabajo… Por esa parte al final fue todo bien, ya que cuando llegaba a casa volvía a tope, y aún después de comer el peque todo lo que quería,  conseguía sacar unos 150-200ml en una sola extracción!!

 

En casa

Primer día: No quiere ver el biberón ni en pintura. Lo ve y llora. Plan B) Empezar con los yogures, se comió casi un yogurt entero en dos tandas bien contento, así que muy bien, parece que habrá que optar por darle comida de cuchara. Eso si, como comento en el post sobre BLW, no le damos nosotros la comida, sino que le damos la cuchara y él se la “da”. Sólo se le recarga la cuchara.

Según van pasando los días, va llevando más o menos bien estar sin mamá, no se hace tan duro como la otra vez, pero el tema de tomar la leche no hay manera. Papá intenta de varias formas, vasos, biberones, temperaturas, con cereales, sin cereales, descongelada, fresca… Pero nada.

 

Desenlace

Al final… la opción fue optar completamente por la alimentación complementaria por las mañanas, ya que no ha querido tomar leche, y de hecho no come demasiado por las mañanas, ya se ha hecho a esa costumbre. Así que pasadas unas semanas dejé de extraerme leche (intenté contactar para donar pero algo falló y no llegó mi mensaje y ya estábamos cerca del año, que es el límite que ponen aquí para donar).

Por lo demás, la lactancia continúa estupendamente. Una cosa que no tenía muy clara era qué pasaría los fines de semana si entre semana no hacíamos tomas por la mañana, pero he podido comprobar que realmente él tiene leche siempre que quiere!

Así que nada, en conclusión: Se puede mantener perfectamente la lactancia trabajando sin dar las tomas de las horas que trabajas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s