Archivos

Ansässigkeitsbescheinigung

¿Queeeee? ¿Pero qué es un Ansässigkeitsbescheinigung?

Eso pensareis muchos, ¿Qué narices es eso? Pues por lo que parece, algo que se está haciendo o se va a hacer bastante popular entre los emigrantes españoles en Alemania.

Se trata de un certificado de residencia fiscal, que tiene que emitir la autoridad fiscal alemana (Finanzamt) en el que se informa a España que ahora vives en Alemania, y que los ingresos que obtuviste en España, los vas a declarar en Alemania, y esto se supone que es para evitar la doble imposición (que no te cobren dos veces).

Parece ser que Hacienda está revisando de arriba a abajo toda la documentación de los que nos hemos ido, y esta es una de las cositas que le da por pedir.

Ahora entraré en detalle del proceso a seguir y cómo se rellena este documento, ya que para mí fue una locura, y no encontré nada en internet sobre el tema, y en el Finanzamt tampoco sabían muy bien de qué iba el asunto (Aunque todo sea dicho, la segunda persona que me atendió, me ayudó enormemente).

Sigue leyendo

Copos de Nieve

Cuando desearías tener una cámara buena…

Tengo esta foto guardada desde hace tiempo, por suerte, hace ya tiempo que no nieva.

Pero una cosa que aprendí, es que los copos de nieve, realmente se ven a simple vista como “copos de nieve”. Yo sí que sabía que era la forma de los cristales, y que cada uno es único, pero pensaba que era algo que se vería con un microscopio, no sabía que se podía apreciar así…

image

Esperemos que los días de buen tiempo vayan aumentando, deje de hacer tanto frío y pronto podamos salir más a la calle…

Diferencias 19: ¿Dónde está la papelera?

Uno no se da cuenta de la cantidad de papeleras que suele haber en las calles en España hasta que un día estás en un sitio donde no encuentras una…

Aquí la verdad es que hay poquísimas… Por la calle normalmente suele haber sólo en las paradas de tranvía y autobús, y habitualmente sólo una.

Un día se estaba comiendo el niño un plátano mientras esperábamos el tranvía, y yo con la piel en la mano mirando a ver donde tirarla… Una señora me empieza a hablar, y a la segunda o tercera caigo que me está diciendo dónde estaba la papelera… al otro lado de la estación, yo con el carro, la cáscara en la mano, y el tranvía a un par de minutos de llegar… Le digo Nein danke, zuhause XD y me guardo la cáscara en la bolsa. La señora se quedó un poco flipada, diría que me dijo “sorry” o algo así, en plan “tu misma, chica”. Pero claro, no debe tener en cuenta lo que es ir a la otra punta de la estación en estas circunstancias, y posiblemente volver, ya que la mejor zona para subir con el carro es el primer vagón.

En zonas comerciales, centricas, etc, igual, alguna más hay pero pocas.

Y en general, tampoco está la calle mucho más sucia, pero tampoco más limpia diría yo.

Simplemente, otra curiosidad más.

Diferencias 18: Segundamano – Flokhmarkt

Aquí el comprar y vender de segundamano está super-normalizado. En especial ropa y juguetes de los niños, así, ahora (de cara al invierno, supongo que es más habitual en los cambios de estación), están haciéndose montones de Flohkmarkt (Mercadillos de segunda mano), en estas semanas van lo menos 5 o 6, aparte del flohkmarkt semanal.

Es un buen sitio para encontrar cosas, a veces en muy buen estado, y a un buen precio. Nosotros ya hemos picado varias veces, en especial, siempre cae algún juguete para el peque. 🙂

Diferencias 17: Los semáforos

Esta es simple. Al menos aquí… Los semáforos duran muy poco! A la que te descuidas, ya se te ha puesto en rojo.
Más de una vez he tenido que esperar 2 o 3 veces… Y estar en un cruce y tener que ir a la esquina opuesta (cru zando dos semáforos) ya puedes ser ágil si quieres estar atento para cruzar por uno u otro lado…

Diferencias 16: Resolución de conflictos de niños

El otro día estábamos en el parque y vi de nuevo una situación que me dio que pensar.
Dos niños querían sentarse al mismo sitio, ninguno quiere ceder, uno empieza a empujar al otro e intentar echarle, se pone nervioso y empieza a llorar.

Ambas madres se acercan, y hablan con ellos, la madre de del niño que llora se acuclilla para estar a su altura, le habla en tono bajo y tranquilo, el niño sigue nervioso y aunque el niño forcejea, la madre con cariño, sin brusquedad, lo lleva aparte, se sienta con él, le habla, le abraza… Cuando se va calmando se juntan todos de nuevo e intentan hablar lo ocurrido.  En ningún momento nadie sube el tono. A mi me pareció un comportamiento de libro, la verdad.

Cuando iba al parque en España situaciones de este estilo siempre he visto que lo más habitual es que tiendan a resolverse de forma bastante brusca, ya sea por parte de los padres o por su falta de intervención…

 Hay quien me ha dicho que es un poco de cara a la galería este comportamiento en los parques… que luego en las casas sí que se gritan, pero bueno, la verdad es que yo no lo he visto, diría que no he visto a ningún padre ni madre alemanes levantar la voz a sus hijos. Aunque seguro hay excepciones, como en todo.