Diferencias 19: ¿Dónde está la papelera?

Uno no se da cuenta de la cantidad de papeleras que suele haber en las calles en España hasta que un día estás en un sitio donde no encuentras una…

Aquí la verdad es que hay poquísimas… Por la calle normalmente suele haber sólo en las paradas de tranvía y autobús, y habitualmente sólo una.

Un día se estaba comiendo el niño un plátano mientras esperábamos el tranvía, y yo con la piel en la mano mirando a ver donde tirarla… Una señora me empieza a hablar, y a la segunda o tercera caigo que me está diciendo dónde estaba la papelera… al otro lado de la estación, yo con el carro, la cáscara en la mano, y el tranvía a un par de minutos de llegar… Le digo Nein danke, zuhause XD y me guardo la cáscara en la bolsa. La señora se quedó un poco flipada, diría que me dijo “sorry” o algo así, en plan “tu misma, chica”. Pero claro, no debe tener en cuenta lo que es ir a la otra punta de la estación en estas circunstancias, y posiblemente volver, ya que la mejor zona para subir con el carro es el primer vagón.

En zonas comerciales, centricas, etc, igual, alguna más hay pero pocas.

Y en general, tampoco está la calle mucho más sucia, pero tampoco más limpia diría yo.

Simplemente, otra curiosidad más.

Mesa de Luz: Jugando con bolitas

Una de las ideas que tenía claro que quería hacer en nuestra mesa de luz era jugar con las waterbeads, desde que lo vi en el Blog de Tigriteando.

Siempre me han encantado, yo recuerdo que mi madre tenía y me las apropié porque molaban un montón.

¡Así que tenía 3 paquetitos comprados desde el verano! (Eso sí, biodegradables y no tóxicos, por si las moscas). Tenía idea de abrir uno sólo… pero al final los abrimos todos.

IMG_20150923_202946

Y la verdad, es que con o sin mesa de luz, me parecen un elemento super entretenido, para los niños, mi hijo se pasó 2 días horas y horas jugando con ellas.

Primero, el ver como van cambiando, de ser sólidas a blanditas, cómo se van haciendo grandes y el agua se va… llama mucho la atención.

Y luego, cogerlas con la mano, con cucharas… ponerlas en recipientes, volcarlas, hacer trasvases… Pues eso, horas de entretenimiento.

¡Barato y muy recomendable!

Diferencias 18: Segundamano – Flokhmarkt

Aquí el comprar y vender de segundamano está super-normalizado. En especial ropa y juguetes de los niños, así, ahora (de cara al invierno, supongo que es más habitual en los cambios de estación), están haciéndose montones de Flohkmarkt (Mercadillos de segunda mano), en estas semanas van lo menos 5 o 6, aparte del flohkmarkt semanal.

Es un buen sitio para encontrar cosas, a veces en muy buen estado, y a un buen precio. Nosotros ya hemos picado varias veces, en especial, siempre cae algún juguete para el peque. 🙂